El derecho penal se puede definir como el conjunto de normas jurídicas impuestas por el Estado, asociadas a una pena o castigo, que tienen el fin de reprimir las conductas criminales tipificadas y reguladas en el Código Penal, y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Es el último medio de resolución de conflictos al que se debe acudir, cuando no han funcionado los demás disponibles. Se debe acudir en última ratio dado que es el medio de control más drástico.

Es por ello, y por la delicadeza de la situación que conlleva esta rama, que nuestros profesionales están especializados en tratar toda clase de situaciones derivadas de la posible comisión de delitos y faltas.
Si tiene problemas penales, le han puesto una denuncia o una querella, o piensa que tiene una situación englobada en este ámbito, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le acompañaremos en todo el proceso, atendiendo sus necesidades y procurando la mejor defensa de sus intereses.

Derecho penal condenas indultos
Alcoholemia - delitos contra la seguridad vial

  • Juicios por delitos leves/ Juicios rápidos

    Antes de la reforma del Código Penal, aquellas conductas de carácter leve no se consideraban delitos, se consideraban faltas, pues bien, a partir de la Ley Orgánica 1/2015, las faltas han desaparecido, siendo derogadas por dicha reforma, incluso llegando a despenalizar ciertas conductas.

    En la actualidad las infracciones penales menos graves se denominan delitos leves.  El artículo 13.3 del CP considera los delitos leves como “las infracciones que la ley castiga con pena leve”,

    Estas penas leves se encuentran recogidas en el artículo 33.4 del mismo cuerpo.

    Los delitos leves pueden resolverse en juicio que puede ser inmediato, todo ello para los siguientes supuestos:

    • Lesiones
    • Maltrato de obra
    • Hurto flagrante de cuantía inferior a 400 euros
    • Amenazas
    • Coacciones
    • Injurias
    Delitos leves, maltrato, amenazas
    Delitos leves, maltrato, amenazas...

    Si has sufrido entre otras, alguna de estas conductas:

    Te han golpeado o maltratado de obra sin causarte lesión, te han amenazado, o coaccionado, has sufrido hurtos o daños de cuantía inferior a 400 euros, y no ha trascurrido más de un año desde hechos, tienes derecho a denunciar los hechos ante la Policía.
    La Comisaria lo pondrá en conocimiento del Juzgado y tendrás derecho a personarse como parte en el procedimiento y a designar abogado y procurador para tu defensa y representación.

    En LBJ abogados te ayudamos con los trámites de la denuncia, te asesoramos, te acompañamos y defendemos ante el Juzgado.

    Si por el contrario eres la persona denunciada tendrás derecho a recibir información por escrito de los hechos denunciados, derecho a designar abogado para tu defensa o a solicitar su designación de oficio y deberás acudir al juicio provisto de las pruebas de las que intentes valerte para tu defensa.

    Confía en nosotros, prepararemos la vista del juicio y defenderemos tus intereses.

  • Violencia de genero/Ordenes de protección

    Desde el año 2005 empezaron a funcionar en España los denominados Juzgado de Violencia sobre la mujer con competencia civil y penal y dedicada exclusivamente a la violencia de género.
    Después de más de ochocientas mujeres asesinadas en estos años, por fin los partidos políticos han firmado un acuerdo con el que esperan no solo revertir las estadísticas, sino que las mujeres y sus hijos estén protegidas en todo momento.
    Ahora todas las mujeres víctimas de violencia de género tienen garantizados una serie de derechos, como son el derecho a la asistencia social, a la asistencia jurídica gratuita, a reducción o reordenación de su tiempo de trabajo, a la movilidad geográfica o incluso al cambio de centro de trabajo, etc. Esperamos que, con este pacto de medidas, dichos derechos se vean ampliados y sean verdaderamente efectivos.
    Si bien y a pesar del trabajo que organismos y asociaciones especializadas en el asesoramiento y la atención de las mujeres víctimas de violencia vienen efectuando, los abogados insistimos en la necesidad de especializarse para la identificación del problema y la ayuda profesional a la víctima.
    Un paso importantísimo en este procedimiento es la solicitud de una orden de protección, que supone entre otras cosas la adopción de medidas cautelares como, prohibición de acercamiento, obligación de abandonar el domicilio familiar por parte del agresor.


    Dictada la orden de protección, se notifica al agresor para hacerle saber que su incumplimiento podría desembocar en la comisión de otro delito.
    Muchas veces, la víctima no conoce los procedimientos jurídicos que hay a su alcance. Desde LBJ abogados, especialistas en derecho penal y de violencia de genero te ayudamos y asesoramos, no dudes en pedir ayuda.
    Es fundamental que la propia mujer víctima de violencia de género sea informada de los derechos y recursos que la amparan, siendo a nuestro juicio imprescindible el asesoramiento y acompañamiento legal de la mujer desde el primer momento.
    Nosotros te informamos de todo el procedimiento, como se desarrollará en la comisaría de policía y en el Juzgado, los pasos a dar, las solicitudes que efectuar y el seguimiento del caso.

  • Tráfico de drogas

    Distintos Convenios internacionales que han sido ratificados por España, incorporan listas detalladas que especifican aquellas sustancias que se consideran “drogas”, diferenciando sus componentes químicos (Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas de 1971, Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas de 1988).

     

    Incautación de alijo de drogas
    Incautación de alijo de drogas

    Las conductas castigadas relacionadas con el tráfico de drogas son para quienes “ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines”.

     

    Este tipo de comportamientos se encuentran encuadrados en los arts. 359 a 378 del Código Penal, considerados como “Delitos contra la Salud Pública”.

     

    En LBJ entendemos lo delicado de la situación, para aquellas personas que se encuentren en litigios a causa de estos actos. Por ello siempre vamos a atender sus necesidades, procurando una defensa justa en representación de sus intereses. Contacte con nosotros sin ningún compromiso, y atenderemos personalmente todas las dudas, preguntas o cuestiones que necesite saber.

  • Alcoholemias

    Las alcoholemias, están castigadas por la LO 15/2007 de 30 de noviembre, y por el Código Penal con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses, trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y retirada del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores entre 1 y 4 años.

     

    Este proceso se tramita por las vías del “Juicio Rápido”, en el que si el conductor se declara culpable puede beneficiarse de la rebaja en un tercio de la pena solicitada por el Ministerio Fiscal.

     

    Control de alcoholemia Guardia Civil
    Control de alcoholemia Guardia Civil

    Los límites legales de tasa de alcohol para poder conducir son:
    - En sangre 0.5 grs/litro
    - En aire expirado 0.25 mgrs/litro
    Excepto para conductores de vehículos de transporte de mercancías y transportes de viajeros, que disminuyen.

    Asimismo, si la tasa de alcohol es superior a los 0.60 mgrs/litro en aire respirado o 1.2 grs/litro en sangre, en todo caso será condenado.

     

    La negativa a someterse a las pruebas de comprobación tasa alcoholemia, se penaliza con prisión de 6 meses a 1 año y privación del permiso de conducir por tiempo superior de 1 hasta 4 años.

     

    En LBJ Abogados le asesoraremos sobre la forma de proceder que mejor le puede beneficiar, analizaremos su caso y diseñaremos una defensa a su medida, siempre con honorarios económicos y accesibles.


  • Delitos contra la seguridad vial

    Como usuario de un vehículo, te puedes encontrar con diferentes situaciones en las que sea necesaria la ayuda de un abogado para aconsejarte, tanto seas víctima como causante.

    Estas conductas pueden tramitarse en los juzgados por dos vías: como juicio rápido o como diligencias previas.

    Delitos seguridad vial

    El juicio rápido comienza ya con el atestado de la policía, pues no podría celebrarse si fuera por una denuncia o querella, y es ahí en la Comisaria cuando la policía cita a los intervinientes en los hechos para la celebración de juicio rápido, haciéndolo a la mayor brevedad posible que les permita la agenda que comparten con los Juzgados de Guardia.

    En LBJ abogados tenemos una amplia experiencia en juicios rápidos o diligencias previas u tanto por alcoholemia como por otros delitos contra la seguridad vial.

    En este tipo de procedimiento en los que la ley establece la obligatoriedad de si eres el causante, ir asistido de abogado tanto para tu declaración como para la asistencia a juicio para garantizar tus derechos, es importantísimo contar con un abogado  que tenga la experiencia necesaria para la negociación con el Fiscal y el asesoramiento al cliente.

    En los juicios rápidos, se trata de concentrar todas las actuaciones judiciales en un mismo acto y el escrito de acusación será entregado al acusado en el mismo acto. Ante dicho escrito, el acusado podrá conformarse o no conformarse, siempre que se cumplan los requisitos del art. 801 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

    Podrá conformarse con la acusación efectuada por el Ministerio Fiscal a si la pena por el delito que se le imputa no supera los tres años de prisión, la multa sin importar su cuantía, o cualquier otra pena distinta que no supere los diez años.

    Es en este momento cuando más necesaria es la labor del abogado: la vía de la conformidad puede ser muy beneficiosa, pues se reduciría la pena en un tercio de lo solicitado por el Ministerio Fiscal, pero has de ser asesorado con los pros y contras de la misma, porque además la sentencia se dicta in voce y no cabe recurso contra la misma al declararse firme en el mismo acto.

    Alcoholemia - delitos contra la seguridad vial
    Alcoholemia - delitos contra la seguridad vial

    Cuando no hay conformidad

    Si no estuvieras de acuerdo con la pena que solicita el Fiscal o incluso con los hechos por lo que te han denunciado, o bien no pudieras acogerte a ella, se celebra también el acto, si bien se señalara un día para su celebración posterior en un juzgado de lo penal.

    En este acto las partes pueden solicitar nuevas diligencias de prueba€, si las mismas no se pueden practicar en ese momento, el procedimiento deja de ser “rápido” para transformarse en procedimiento normal (diligencias previas).

     

    LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL

    incluyen los siguientes tipos delictivos recogidos por el actual Código Penal español:

    • Conducir a una velocidad superior a los límites legales de velocidad establecidos tanto en vías urbanas como interurbanas (art. 379.1 C.P.).
    • Conducir superando las tasas de alcoholemia legalmente establecidas o, en cualquier caso, bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o similares (art. 379.2 C.P.).
    • Los delitos de conducción temeraria (art. 380 C.P.) y de conducción homicida-suicida (art. 381 C.P.).
    • La generación de lesiones y de riesgo a consecuencia de la comisión de cualquiera de los delitos contemplados en los artículos 380, 380 y 381 del Código Penal.
    • Negarse a realizar las pruebas legalmente establecidas para comprobar las tasas de alcoholemia y la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas o similares (art. 383 C.P.).
    • Conducir un vehículo a motor careciendo del permiso o licencia, ya sea por no haberlo obtenido nunca, porque le haya sido retirado cautelar o definitivamente, o por la pérdida total de los puntos (art. 384 C.P.).
    • Constituye además un delito de creación de un grave riesgo para la circulación alterar señales de tráfico, colocar obstáculos en la vía, eliminar o anular señales, derramar sustancias inflamables o deslizantes, según el art. 385 C.P.

     

    ¿Cuándo puedo solicitar indemnización derivada de un delito contra la seguridad vial? – consulta nuestro blog

  • Jurisdicción de menores

    La Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero (LORPM), reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores, establece dos tramos de responsabilidad, desde los 14 a los 16 años, y desde los 16 a los 18 años.

     

    Por otra parte, los menores de 14 años según el artículo 3 de la LORPM establece que no se le exigirá responsabilidad penal conforme a la misma, si no que se le aplicará lo dispuesto en el Código Civil y demás disposiciones vigentes. Así, el menor de 14 años es inimputable, no pudiendo exigirle responsabilidades penales, aunque sí, civiles (art. 1903 Código Civil), trasladando la responsabilidad a los padres, tutores, o Centros Educativos.

     

    En cuanto a la responsabilidad de los menores entre los 14 y los 18 años, hay que aclarar que la condena que pueda establecer será una medida, y no una pena como tal. La LORPM entiende estas medidas con una finalidad sancionadora-educativa, y se escogerá la medida teniendo en cuenta tanto la gravedad del hecho, como la edad y circunstancias sociales y familiares del menor. Asimismo, la ley establece la necesidad de que el equipo técnico evalúe mediante un informe la situación psicológica, educativa, familiar y social para poder establecer la medida más adecuada.

     

    Responsabilidad de los menores
    Responsabilidad de los menores

    En caso en que se produzca la detención del menor, esta deber ser notificada a sus padres o representante legal. Además, la instrucción de la causa en estos casos corresponde al Ministerio Fiscal y no a un Juez.

     

    También la LORPM ofrece en ciertos casos al menor la posibilidad de reparar el daño causado o de conciliarse con la víctima, mediante un proceso de mediación, por el que el menor reconoce el daño y si es posible se disculpa con la víctima.

     

    Es necesario velar por los derechos de los menores, sea cual sea su edad, y el acto que hayan cometido para estar incursos en una causa penal. El procedimiento a seguir es distinto al de un adulto, y las necesidades y situaciones que se plantean deben de estar asesoradas por profesionales con gran experiencia. En nuestro despacho, atenderemos al menor y a sus progenitores, de la forma que mejor se adapte a sus necesidades, defendiendo siempre su interés, y tratando todo el proceso con el mayor rigor y profesionalidad.

Estar inmerso en un tema penal es algo que requiere estar bien asesorado y si es posible, y en muchos casos obligatorio, acompañado por un abogado que mire por sus intereses. En LBJ somos profesionales que atenderemos su consulta y le daremos una rápida propuesta. No lo dude USTED TIENE DERECHO.
Puede ponerse en contacto con nosotros mediante nuestro formulario de contacto o directamente mediante nuestro número de teléfono de contacto directo.


CONTACTE CON NOSOTROS