¿Tienes dificultades para cobrar las cuotas impagadas de los vecinos morosos?

Existe en la actual legislación un procedimiento especial para la reclamación a los vecinos morosos. Se trata de un proceso monitorio que requiere la previa certificación del acuerdo de la Junta aprobando la liquidación de la deuda con la comunidad de propietarios por quien actúe como Secretario de la misma (normalmente el administrador si lo hay), con el visto bueno del Presidente. No obstante, es necesario que tal acuerdo haya sido notificado previamente a los propietarios afectados.

Impagos vecinos en una comunidad de propietarios
Impagos vecinos Comunidad de Propietarios

Los créditos que se generan a favor de la comunidad como consecuencia del impago de las cuotas se consideran créditos preferentes para el cobro, con prioridad sobre las hipotecas.

En cualquier caso, el piso o local podrá ser embargado con el fin de pagar las cuotas de la comunidad correspondientes a la parte vencida de la anualidad en curso y a los 3 años naturales anteriores, con el dinero obtenido de su venta.

Nosotros te ayudamos:

Primero se debe acreditar la deuda por un proceso extrajudicial: el Presidente de la Comunidad de Propietarios remitirá una carta al vecino deudor haciendo referencia a la deuda acumulada y la obligación de su pago.

Si no abonase lo debido, podemos intentarlo una segunda vez.

Si aun así no abona, deberemos convocar una Junta de propietarios en la que se realice la liquidación de la deuda y autoricemos al Presidente o Administrador a reclamarla judicialmente.

Realizado este trámite, el Presidente realizará mediante burofax (muy importante) un requerimiento de pago al vecino deudor. Si este no es entregado por causa imputable al destinatario (rehusarlo o no retirarlo) se tendrá igualmente por notificado.

En el caso de que el vecino no abonase en el plazo de 3 días, el secretario de la comunidad emitirá un certificado del acuerdo de la Junta de propietarios liquidando la deuda y del impago de la cantidad debida por el vecino.

  • Si la deuda supera los 2.000 € necesitaremos Abogado y Procurador,
  • Si la cuantía reclamada al deudor supera los 6.000 € nos iremos a los trámites del procedimiento ordinario. Debemos interponer la demanda en un mes.
  • Si la cuantía reclamada al deudor no supera los 6.000 € nos iremos a los trámites del juicio verbal.

Interpondremos la petición ante el Juzgado competente. Normalmente el domicilio o residencia del deudor.

Se nos notificará por el Juzgado la admisión a trámite de la petición y si no hay nada que subsanar, el Letrado Admón. Justicia del Juzgado realizará requerimiento de pago al deudor para que pague en el plazo de 20 días (hábiles).

Tres casos que pueden suceder:

  • Que pague: Si paga lo reclamado se termina el proceso y se archiva el procedimiento.
  • Que no pague ni se oponga al requerimiento: Podremos instar la ejecución con el decreto que se nos notifique.
  • Se oponga al requerimiento: El deudor puede oponerse en el plazo de 20 días.

En todo caso y si hay oposición y el deudor es condenado, igualmente podemos ejecutar la sentencia que condena al vecino deudor al pago.

Aquí os dejamos un modelo de escrito de petición inicial de Proceso Monitorio.

Si lo deseas en formato Word, ponte en contacto con nosotros.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *